fbpx

5 consejos para sacar provecho de tu propiedad

Si estás buscando una opción para comprar casa, ya sea para vivir o invertir, comunícate con nosotros por WhatsApp aquí.

Comprar un inmueble va más allá de adquirir un patrimonio para toda la vida. Un techo propio no solo te ofrece la posibilidad de darle estabilidad a tu familia. También se traduce en una buena fuente de ingresos extra si optas por rentar tu casa.

Ahora bien, aunque puede parecer algo sencillo, rentar un inmueble no es algo fácil y requiere un análisis previo. Analizar los aspectos más importantes te ayudará a evitar una mala experiencia con la renta de tu hogar.

¿Te interesa hacer negocios con tu propiedad inmobiliaria? En este artículo te contamos cinco aspectos que debes considerar antes de rentar tu casa.

¿Por qué rentar tu casa?

Si eres propietario de una casa debes considerar sacar partido de él. En este sentido, rentar tu propiedad es una decisión que puede brindarte múltiples ventajas a largo plazo.

Rentar tu casa puede convertirse en una buena fuente de ingresos para realizar pagos de hipoteca.

Las ventajas de rentar tu casa son:

Mantienes la propiedad de la vivienda. Al ceder únicamente su uso, sigues siendo el dueño de la casa.

Recibes una renta de manera continua. Al rentar tu casa obtienes una cantidad de dinero fija cada mes.

Puedes usar el dinero para pagar la hipoteca. Si compraste la casa por medio de una hipoteca, el dinero de la renta puede destinarse a saldar los pagos.

Tienes la opción de usar o vender cuando lo consideres. Teniendo en cuenta los requisitos legales, al seguir siendo el propietario del inmueble, siempre puedes cancelar el alquiler y volver a usarlo de vivienda personal o venderla.

5 tips para rentar tu casa

Rentar tu casa puede ser un negocio sumamente redituable si te aseguras de dar los pasos correctos. A continuación, compartimos cinco recomendaciones para que obtengas la mayor rentabilidad y evites inconvenientes con tus futuros inquilinos.

Se selectivo con la persona que eliges

La manera más adecuada de evitar problemas a futuro es seleccionar al inquilino ideal. Para ello, la persona o familia a la que rentes tu inmueble debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Demostrar que cuenta con estabilidad laboral.
  • Cumplir puntualmente con los pagos de la renta.
  • Mantener el inmueble en buenas condiciones.
  • Presentar referencias o recomendaciones de otros propietarios.

Asegúrate de resaltar los beneficios del inmueble

De la primera impresión dependerá, en gran medida, que el inquilino decida o no rentar tu casa. Por esto, asegúrate de presentar el inmueble de la mejor forma posible. Por ejemplo, menciona que la casa no presenta daños estructurales.

Para acelerar la renta de tu casa, asegúrate de mencionar los beneficios para el inquilino. Por ejemplo, la seguridad que ofrece la zona.

Además, resalta las ventajas sobre la seguridad en la zona donde se ubica el inmueble. Asimismo, comenta la conectividad que posee el inmueble y la cercanía con escuelas, hospitales, supermercados y centros comerciales.

Pide todos los documentos necesarios

Entre los documentos que deben presentar los arrendatarios o inquilinos en México son:

  • Identificación oficial.
  • Referencias personales.
  • Constancia de aval.
  • Antecedentes penales (No es un requisito obligatorio, pero en algunos casos se requiere para firmar el contrato de arrendamiento. Se tramita en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana).

Usa asesoría de expertos

Contar con la asesoría de agentes inmobiliarios aumenta las posibilidades de rentar tu casa en menor tiempo. Además, la experiencia de profesionales te será de gran ayuda al momento no solo al momento de las negociaciones para encontrar el trato justo tanto para ambas partes.

La asesoría de un experto inmobiliario te ahorrará lidiar con temas complejos de entender y te ayudará a lograr una negociación más rentable.

La asesoría será oportuna para tratar temas que resultan complejos para la mayoría de la gente, como los legales. Al conocer bien la ley, el agente inmobiliario puede defender tanto tus intereses como propietario como los del arrendatario.

Mantén buena relación con tus inquilinos

Mantener una buena relación con el arrendatario es fundamental por varias razones. Si existe un trato y ambiente cordial, el inquilino se sentirá satisfecho, cumplirá a gusto con sus obligaciones y querrá quedarse más tiempo en el inmueble.

Una buena relación también hará que el inquilino se sienta motivado a mantener el inmueble en las mejores condiciones.

Ten en cuenta que una buena relación no solo implica ser cordial y amistoso, sino también responder las inquietudes del inquilino y solucionar sus problemas con rapidez.

Conclusión

Rentar tu casa hace que tu dinero trabaje por ti, por lo que resulta una inversión muy rentable. Por esto, es importante que tomes en cuenta los consejos que aquí te compartimos en este artículo para que logres sacarle el mayor provecho y obtener los mejores beneficios.

Para lograr que la renta de tu inmueble sea exitosa, es esencial que mantengas una buena relación con el arrendatario. Además, es indispensable que cumplas con los procesos legales y que, preferiblemente, cuentes con la asesoría de expertos inmobiliarios para facilitar la negociación.

Fuente: Buscando Casa

Cerrar menú
WhatsApp chat