fbpx

Consejos para crear espacios tranquilos y relajantes en tu hogar

Si estás buscando una opción para comprar casa, ya sea para vivir o invertir, comunícate con nosotros por WhatsApp aquí.

Después de un día ajetreado, de horas intensas de trabajo, de atender a los niños y ocuparse de cada aspecto de la vida laboral y personal todos quisiéramos tener un momento de relajación en un lugar tranquilo, bonito y cómodo.

Seguramente a muchos les encantaría poder ir a un lugar rodeado de naturaleza y alejado del ruido del mundo, pero no siempre es sencillo encontrar este tipo de espacios en la ciudad así que recurrimos al refugio más seguro: nuestro hogar. Pero incluso ahí es complicado encontrar el lugar perfecto para relajarse. Por eso hoy queremos compartirte estos consejos para crear un espacio para descansar y desconectarse del ruido y el ritmo incesante de la vida.

Encuentra el lugar adecuado

Para decidir cuál es el espacio ideal para relajarte y descansar lo primero que debes hacer es identificar de dónde vienen los ruidos que te causan molestia al estar en casa. Puede ser que vengan del exterior o que los causen aparatos (o personas) desde el interior de tu propia casa.  En la medida de lo posible, elige un lugar alejado de todos estos ruidos que pueden provocarte malestar cuando estás tratando de descansar y desconectarte del mundo.

Piensa también en un lugar que reciba luz natural, pues está comprobado que la iluminación mejora nuestro estado de ánimo. Puede ser un espacio en tu terraza o jardín, el estudio, una habitación sin uso constante, la sala de estar o el ático.

Limpieza y orden

Una vez que tengas identificado el lugar en donde crearás tu zona de relajación es momento de limpiar y ordenar el lugar.

Para evitar distracciones o molestias durante tu tiempo de relajación, elimina todas las cosas que puedan provocarte estrés: tener documentos del trabajo sobre la mesa o la cesta de ropa por planchar irremediablemente te hará pensar en todas las tareas pendientes. Lo ideal es que en ese, tu espacio de relajación, no exista el desorden y solo estén los muebles y objetos indispensables para pasar un buen momento.

¿Qué te relaja?

Este espacio será un lugar en el que puedas realizar aquellas actividades que te permiten relajarte y pasar un rato agradable. Así que dale un espacio a aquellos pasatiempos que te distraen; tal vez lo tuyo es escuchar música, leer, armar un rompecabezas, pintar, meditar o tejer… cualquiera que sea la actividad que te ayude a relajarte, dale espacio en esta habitación y asegúrate de tener ahí todos los elementos necesarios para entrar en modo de relajación.

Comodidad ante todo

Es tu espacio de relajación así que elige los muebles que te hagan sentir más cómodo y relajado. Tal vez sea un sofá mullido, una mecedora o un sillón para leer o tomarte una copa al final de la jornada. Lo importante es que te sientas a gusto y relajado.

 Colores

Los colores de una habitación también contribuyen al estado de ánimo de las personas. Es cierto que hay colores que se relacionan con relajación, como es el blanco o el azul, mientras que colores vivos te ponen de buen humor o fomentan la creatividad. Pero más allá de lo que los expertos te recomienden, también debes tomar en cuenta lo que a ti te gusta. Si no te agrada el azul, por muy relajante que sea, te provocará distracción constante en lugar de ayudarte a entrar en un mood de tranquilidad.

Sin embargo, cuando buscas crear un espacio de relajación, a la gran mayoría de las personas les funciona pintar las paredes de color blanco y dar a la habitación toques de color a través de la decoración, por ejemplo, con plantas que le darán vida y una sensación de naturaleza. Otros colores recomendados para las paredes son el azul o el verde en tonalidades bajas.

Iluminación

Como ya mencionamos, lo ideal es encontrar una habitación con mucha luz natural, pero cuando la iluminación artificial es necesaria, lo más adecuada es recurrir a luz cálida y, sobre todo, alejarte de la luz blanca. También se recomienda que, en lugar de lámparas de techo, para tu espacio de relajación utilices lámparas de piso, de mesa o incluso de pared que sean flexibles para dirigirlas de acuerdo a tus necesidades.

Plantas

Las plantas son excelentes aliadas cuando se trata de crear un espacio de relajación, pues nos permiten dar un toque de frescura y vida a cualquier habitación. Busca plantas de interior que sean de tu agrado y espárcelas por el lugar. Atiéndelas regularmente para que crezcan con tranquilidad y no se conviertan en un motivo de estrés.

Una recomendación final: Para lograr que tu espacio sea un auténtico oasis de relajación, una gran idea es mantener fuera los dispositivos electrónicos que te provoquen distracción. El teléfono es el primer aparato que debes sacar de la habitación, ya sabemos que además de ser una gran herramienta en muchos aspectos de nuestras vidas, el móvil también se ha convertido en un factor de estrés por la cantidad de notificaciones que recibimos.

Anímate a crear un refugio en casa, ese espacio en el que puedas practicar las actividades que te relajan y te distraen después de una larga jornada. Son una opción fantástica para recargar energía y estar listos para el día siguiente.

Fuente: Hub Inmobiliario

Cerrar menú
WhatsApp chat